Home » ENSAYOS » EL INGENIERO EN SISTEMAS DIGITALES Y ROBÓTICA: PIEZA ESCENCIAL EN EL DESARROLLO SOSTENIBLE

EL INGENIERO EN SISTEMAS DIGITALES Y ROBÓTICA: PIEZA ESCENCIAL EN EL DESARROLLO SOSTENIBLE

  Por:  Jorge Luis Sánchez Cámara  y  Victor Hugo Acevedo Luna

Dice un dicho popular que “no hay peor ciego que el que no quiere ver, ni peor sordo que el que no quiere oír”. Es cierto que a nadie le gustan las malas noticias, pero el rehusarnos a verlas no hacen que estas desaparezcan. Una mala noticia que muchos no quieren enfrentar es que el desarrollo de la sociedad actual no es sostenible; es decir, tarde o temprano va a desplomarse. Esta problemática nace del mal uso que se le da a los recursos naturales y dado que vivimos en una sociedad altamente tecnológica, los Ingenieros en Sistemas Digitales y Robótica (ISDs) son hombres clave en la forma en la que gran parte de estos recursos se usan. Lamentablemente, aunque el desarrollo sostenible es una práctica de indiscutible valor a nivel global, solo algunos ISDs la promueven. En el siguiente ensayo hablaremos de aquellas prácticas sostenibles y no sostenibles que los ISDs llevan acabo tocando temas como la sustitución de medios tradicionales, la tecnología obsoleta y los proyectos respecto al uso de energías renovables.

Para explicar el problema del desarrollo no sostenible podemos extrapolar un consejo financiero: “nunca gastes más de lo que ganas”. El problema reside en que el hombre no está cumpliendo con esto, pues está gastando más recursos del que la tierra puede estarle brindando y esto lo vemos en la pérdida de petróleo, bosques, selvas y especies. El ISD es aquel ingeniero que crea soluciones tecnológicas y, debido al mundo tecnológico en el que vivimos, se encuentra en un gran número de campos por lo que impacta de forma importante en la cuestión del desarrollo sostenible a través de distintas prácticas de las cuales hablaremos a continuación.

Mediante la creación de dispositivos altamente versátiles, el ISD logra sustituir otros aparatos y medios más tradicionales que representan un mayor gasto de recursos naturales. Un ejemplo claro de la sustitución de medios tradicionales son los e-books. Algunos dispositivos, como las tabletas electrónicas, permiten el uso de los libro digitales conocidos como e-books; estos reducen la tala de árboles ya que una sola tableta puede contener cientos de libros evitando emisiones de CO2 y deforestación. Para darnos cuenta de los beneficiosos que son basta con saber que para crear 200 páginas de un libro son necesarios 3 árboles y que en el año 2010 la venta de e-books evitó (estimadamente) la muerte de más de un millón (WellHome, 2011). En cuanto a la unificación de diversos dispositivos, no hay mejor ejemplo que los celulares, que actualmente realizan funciones de cámara fotográfica y de video, grabadora de sonido, reproductor mp3, radio, reloj, calculadora, GPS, reproductor de videos, etc. Imaginen todos lo recursos que se han salvado al producir solo un celular en lugar de todos estos dispositivos.

Por el lado negativo, una práctica no sostenible que se realiza en el ámbito tecnológico consiste en volver obsoletos los aparatos a un ritmo acelerado, lo que representa un aumento de basura y un mayor gasto de recursos. Si la tecnología que se vende un día fuera superada al día siguiente volviendo la anterior obsoleta, sería algo bueno pues representaría un avance; el problema es que deliberadamente la vuelven obsoleta antes de tiempo al no poner a la venta lo último en tecnología; en su lugar, la liberan paulatinamente obligando a los compradores a cambiar constantemente de dispositivo. Esto se observa con claridad en los celulares pues trimestral o semestralmente salen nuevos modelos propiciando así el cambio de dispositivos por parte de la gente; se estima que el 78% de los jóvenes cambian su dispositivo al menos una vez al año (Cevallos, 2009). ¿Qué sucede con los celulares viejos? Se vuelven basura; esto sin mencionar todos lo materiales y la energía gastada en producción, empaquetamiento y publicidad que se podría evitar si solo se lanzaran nuevos modelos cuando los avances tecnológicos sean significativos. Sin embargo, los ISDs no son enteramente culpables de esta práctica ya que estas decisiones suelen depender de los mercadólogos y ejecutivos.

El ISD puede disminuir la quema de combustibles mediante alternativas tecnológicas. En los últimos años se han comenzando proyectos que buscan aprovechar recursos verdes y renovables para la generación de energía. El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) destacó en el 2011 siete tecnologías diferentes para obtener energía a partir de recursos renovables: solar fotovoltaica, solar térmica de concentración, eólica terrestre y marina, geotérmica, bioenergía, hidro-electricidad y oceánica. El desarrollo de dispositivos es variado, tan solo de tecnología undimotriz (de las olas) se han realizado más de 100 patentes (citado por Greenpeace, 2011). El esfuerzo por la sustitución de la quema de combustibles fósiles también lo vemos con claridad en el sector automotriz donde varias empresas como Toyota, Honda y Nissan están desarrollando autos eléctricos (Peopledaily, 2010).

Desgraciadamente, la mayor parte de estas tecnologías verdes se encuentran en etapa de proyectos y las tecnologías que realmente se utilizan de forma masiva no son sostenibles. Es raro encontrarnos con un auto eléctrico o híbrido y la producción de electricidad sigue dependiendo de forma drástica de la quema de combustibles fósiles, especialmente carbón. Debemos comprender que implementar estas tecnologías sostenibles es caro, pero conforme se desarrollen más, los precios irán disminuyendo y se podrán implementar de forma masiva. Este mayor desarrollo se logrará solo con mayor participación de los ISDs en estos proyectos y prácticas.

Los ISDs están incorporando prácticas sostenibles mediante el remplazo de métodos tradicionales y por medio del aprovechamiento de recursos renovables; sin embargo, solo algunos forman parte de estas tendencias y muchos otros siguen realizando prácticas insostenibles. Si queremos cambiar el mundo, más ISDs tenemos que trabajar y promover las prácticas tecnológicas sustentables. 

*La carrera de Ingeniero en Sistemas Digitales y Robótica es una carrera que pocas universidades ofrecen por lo que profesionistas con ese título son pocos; sin embargo, en este ensayo el término se utiliza como referencia a todos aquellos que comparten el perfil, que consiste en desarrollar soluciones tecnológicas.

  

REFERENCIAS:

Cevallos, M. (2009). Jóvenes y celulares: las razones de su uso y abuso. Recuperado de  http://www.ciespal.net/ciespal/images/docu/produccionacademica/Informe%20celulares.pdf

Greenpeace. (2011). Informe especial del IPCC sobre energías renovables. Recuperado de http://www.greenpeace.org/espana/Global/espana/report/cambio_climatico/IPCC%20SSREN.pdf

Toyota, Honda y Nissan promoverán desarrollo de vehículos eléctricos. (2010). Peopledaily. Recuperado de http://spanish.peopledaily.com.cn/31616/7178976.html

WellHome. (2011). E-Books The Greener Choice Infographic. Recuperado de http://www.wellhome.com/blog/2011/03/e-books-the-greener-choice-infographic/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s